Un ejemplo de dehesa salmantina

Finca Izcala y Ganadería Extensiva

Desde Pagos de Izcala promovemos una ganadería respetuosa con el medio ambiente y el bienestar animal, por ello, el sistema de explotación ganadera es extensiva.

La Finca Izcala cuenta con una extensión de terreno superior a las 300 hectáreas dedicadas a las vacas prácticamente en su totalidad. El terreno es compartido con otras especies como son ovejas, cerdo ibérico de bellota, caballos y colmenas. Las abejas, aparte de la producción de miel, ayudan a la polinización de algunas de las especies vegetales de nuestras praderas.

Los animales gozan de una combinación de pasto natural con praderas sembradas de gramíneas y leguminosas con aprovechamiento durante todo el año. Además, se lleva a cabo un manejo de los animales en el que se van rotando por las diferentes parcelas, permitiendo la recuperación total del terreno.

0
Hectáreas
0
Animales
0
Parcelas

El cuidado de la fauna

Bienestar animal

La ganadería extensiva es una práctica en la que los animales son criados en áreas de pastoreo natural y no en confinamiento. Este método tiene múltiples beneficios, tanto para los animales como para el medio ambiente y la economía local.

 

En primer lugar, los animales criados en pastoreo extensivo tienen una vida más saludable y natural. Pueden moverse libremente y elegir su propia alimentación (de las praderas cultivadas con una cuidadosa selección vegetal). Esto mejora su bienestar y reduce el estrés, lo que se traduce en una calidad de carne superior. Además, la estancia de los animales en la explotación es mayor, alargando cada una de las etapas de producción, primando siempre la calidad y no la cantidad.  

«El máximo bienestar animal es el motivo por el cual nuestra producción es limitada»

Ganadería extensiva

La ganadería extensiva es una práctica beneficiosa para los animales y el medio ambiente

Un manejo muy cuidado

Rotación de pastos

La rotación de pastos es una práctica común en el manejo extensivo de las vacas, que consiste en dividir un área de pastoreo en varias parcelas y mover al ganado de una parcela a otra en períodos regulares. El objetivo es permitir que el pasto se recupere y regenere mientras se proporciona un suministro constante de pasto fresco y nutritivo para las vacas. Además, la rotación también ayuda a controlar la carga animal y reducir el riesgo de sobre pastoreo y erosión del suelo.

En general, esta práctica es beneficiosa tanto para la salud del ganado como para la salud del ecosistema en el que se encuentra.